Manuel García

Director de Recursos Humanos de El Pozo Alimentación
Premio al Desarrollo del Bienestar en la Organización 2018

El compromiso implica que el trabajador entiende la misión de su compañía, sabe hacia dónde se dirige y cómo encaja él o ella en ese propósito.

Las experiencias que han tenido en 2018 en sus áreas de RR.HH. seguro les han aportado una visión de las nuevas tendencias en la Gestión de personas ¿Qué hemos aprendido del 2018? ¿Cuáles son las tendencias de futuro?

El año 2018 ha estado marcado por la competitividad, en todos los ámbitos de la empresa, provocada por el ritmo frenético de los cambios que nos obligan a una rápida adaptación.

RR.HH. ha entrado de lleno en el mundo digital y quien no lo sea, no se adaptará con facilidad.

La clave será encontrar aquellas “habilidades del hombre” y combinarlas con las mejores máquinas, robots y técnicas de automatización. Será una ventaja competitiva que mientras que muchos están preocupados por las consecuencias negativas de esta revolución tecnológica, otros pueden encontrar una gran oportunidad. La perfecta combinación hombre-máquina ganará la batalla.

Los recursos humanos conviven en un entorno tecnológico que busca aportar resultados al conjunto de la organización… ¿Cuáles son las claves para el éxito de la tecnología en relación con los recursos humanos? ¿En las organizaciones prima la cultura o desarrollo digital? ¿Cómo conviven estos factores con el negocio?

La ecuación con la tecnología y los recursos humanos suele ser sencilla, pero esencial. Un buen uso de la tecnología hace que las prácticas de recursos humanos sean más eficientes, maximicen los beneficios y minimicen los problemas.

Yo creo que el reto pasa ahora por avanzar en tres aspectos vinculados a la digitalización y en los que nuestra empresa viene trabajando:

  1. Comunicación móvil y social (aplicaciones móviles y redes sociales)
  2. Análisis de datos y monitorización (big data, servicios basados en la nube)
  3. Seguridad y confidencialidad de los datos. Protección de datos

El compromiso es el gran reto. Parece que, respecto a este asunto, el CEO está muy interesado. ¿Cómo podemos establecer una política de compromiso en las organizaciones que aumente la retención y potencie el Employer Branding?
¿Es esta cuestión una oportunidad para que CEO y RR.HH. aumenten las conversaciones y gane influencia la posición del director de personas en nuestras empresas?

El compromiso es un paso más y un diferenciador clave cuando se trata de rendimiento, crecimiento e innovación. El compromiso implica que el trabajador entiende la misión de su compañía, sabe hacia dónde se dirige y cómo encaja él o ella en ese propósito. ¿Cómo lo conseguimos? Con mucha transparencia, con una buena estrategia de comunicación y un equipo potente de líderes (managers), bien identificados y formados, que sepan GESTIONAR equipos diversos.

Lógicamente, el mayor y mejor líder para crear una fuerza laboral comprometida es el CEO de la compañía y su equipo directivo. Ellos son los que mejor deben inspirar, motivar, apasionar y, en definitiva, son los que deben ofrecer al trabajador una razón para unirse a la empresa, una razón para quedarse y otra para participar.

En ELPOZO ALIMENTACIÓN estamos trabajando, precisamente, en un proyecto ambicioso que pone el foco de atención en tres ejes; la mejora de procesos, la digitalización y la experiencia de empleado.

Los empleados siempre han sido un eje fundamental en las organizaciones… parece que toman protagonismo en estos tiempos… ¿Cómo debe ser una comunicación interna eficaz?¿Tenemos libertad para ser creativos en nuestras empresas?

No sólo hemos de tener libertad, sino que, como organización, debemos crear espacios específicos para que fluya esa creatividad entre los trabajadores y puedan compartirla. Ellos son los mejores embajadores de la empresa y la comunicación interna es un elemento indispensable para que los trabajadores conozcan y reconozcan como suyos la cultura de la empresa, sus valores, sus objetivos…

En ELPOZO estamos trabajando especialmente el tema de la bidireccionalidad de la comunicación, con nuevos canales que nos permitan establecer un feedback activo con nuestros empleados, podamos motivarlos mejor y dinamizar su labor diaria.

La función de recursos humanos está evolucionando muy rápido en los últimos años ¿Cuáles son los pilares sobre los que se sostendrá la profesión? ¿Qué hay que cambiar? ¿Es cuestión de actitudes o aptitudes?

Progreso y agilidad marcarán el futuro de RR.HH. Por lo tanto, debemos ser, obligatoriamente, adaptables, flexibles y ágiles.
Las nuevas estructuras organizativas no serán jerárquicas, con metodologías como Agile, el foco será el equipo formado por personas colaboradoras y resolutivas.
Las empresas deben dar más participación mediante la implantación de herramientas y técnicas que faciliten la escucha continua a los trabajadores.
La implantación de estrategias para mejorar la experiencia de los empleados, desde la contratación hasta su desarrollo profesional, aumentarán el grado de satisfacción de los trabajadores, mejorarán la reputación de las empresas (en un entorno cada vez más exigente) y facilitarán la transición hacia un modelo organizativo más dinámico, ágil y flexible.

Las aptitudes son básicas pero variantes en el tiempo por las propias exigencias de los cambios tecnológicos, pero la actitud seguirá siendo primordial.


Francisco García Cabello Director del Foro de los Recursos Humanos

ENTREVISTAS RELACIONADAS


Juan Manuel Rueda
Dirección General de RR.HH. de Movistar

Maria Jesús Blasco
Directora de Planificación, Control,
Operación de Personas y Organización de Repsol

David Jiménez
Responsable de Formación y Desarrollo de Talento de Telefónica

Lucio Fernández
Director de Recursos Humanos de ATRESMEDIA

Patrocinadores